Conectarse

Recuperar mi contraseña

Josh B. D. Wells
Administrador

Leah S. Korevaar
Administrador

Demian S. Blair
Administrador

Últimos temas
» Queen Liberty rol a poder ser élite
Lun Ago 25, 2014 1:26 pm por Invitado

» Homenum Revelio {Af. Normal}
Jue Jul 24, 2014 8:43 am por Invitado

» Amortentia & Avadas. Afiliación Elite
Miér Jul 23, 2014 3:40 pm por Invitado

» Le Fay Academy (Afiliación Élite)
Mar Jul 22, 2014 2:02 pm por Invitado

» Post de Dudas
Dom Jul 06, 2014 11:09 pm por Seamus Rinne

» Vuelapluma - Afiliación normal.
Mar Jul 01, 2014 12:18 pm por Invitado

» The Shadows in Hogwarts (afiliacion elite)
Dom Jun 29, 2014 9:26 am por Invitado

» Sleeps With One Eye Open {Normal}
Miér Jun 04, 2014 12:37 am por Invitado

» Remember Me {Elite}
Mar Jun 03, 2014 9:06 pm por Leah S. Korevaar

  • estadísticas


  • Mortales [2]
  • Ghrianes [7]
  • Profetas [3]
  • Hibridos [2]
  • Demonios [1]
  • Leghatis [1]

La historia, ambientación y trama del foro, es propiedad exclusivamente del foro y los administradores; queda estrictamente prohibido plagiar este foro, ya sea en su historia, ambientación, trama y personajes pre-determinados.Damos gracias a Deviantart por facilitarnos los recursos (imágenes) para nuestro foro, al igual que agradecemos la colaboración de Nebai, por la idea base de los Ghrianes, al igual que a Foroactivo por permitirnos un lugar en donde desarrollar y crear nuestro foro. Todas las imágenes, historias, ambientación y trama, están bajo la licencia de Creative Commons © y Foroactivo ¡Di NO al Plagio!

Historia [Obligación Leer]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Historia [Obligación Leer]

Mensaje por Master el Jue Feb 13, 2014 4:07 am



¿Como inició todo?

Había un tiempo en el que los mitos y las leyendas eran tomadas como la realidad misma, en donde se le daba a la magia el respeto y la admiración que se le debe, otros incluso se aterraban ante la idea de que alguna mística criatura escapara de esos viejos relatos y se escabulleran debajo de la cama, o detrás de alguna puerta preparados para hacer realidad de su reputación. Todo era más fácil, magnifico, no había nada que se interpusiera entre un oyente y una buena historia junto a una hoguera, bajo un cielo estrellado y una luna curiosa por oír también.

El Grimorio de Rofacale, año 1184


Los miedos y la inseguridad eran comunes entre las personas de la época. La sociedad estaba llena de moralismos y disciplina. La fe hacia un ser supremo estaba presente en cada persona de la época, quienes castigaban a los herejes con flagelaciones y torturas, alegando que había que castigar el cuerpo para salvar el alma. La mayoría de las personas que eran castigadas eran inocentes y quienes deberían estar ardiendo en las llamas de las hogueras eran quienes dirigían estos grupos de inquisidores.

En Rumania las cosas eran un poco más tranquilas, sin embargo, la sociedad de aquella época desconocía lo que estaba por venir, cuando un joven de escasos recursos se encontró con un hombre de rostro amable y aura perturbadora cuyo apellido era “Rofacale”. El hombre se proclamaba piadoso y enviado para ayudar a los necesitados como aquel joven. Lo que aquel muchacho desconocía era la naturaleza de Rofacale; un espíritu maligno al que las personas llamaban: Demonio.

Rofacale aseguró a aquel joven, que poseía la clave para alcanzar la riqueza y la gloria que su corazón tanto anhelaba y le aseguró que dicho secreto yacía dentro de las páginas de un manuscrito que llevaba con él. Se trataba de un libro de pasta gruesa y oscura, parecía tener un empastado hecho en piel. Sus páginas eran de un tono que reflejaba su antigüedad y acompañando las palabras había varias ilustraciones y notas sueltas.

Rofacale le dijo que se trataba de un Grimorio que lo ayudaría a encontrar el éxito mientras pudiera realizar de manera exitosa el ritual que se explicaba paso a paso en la última página. Era un trato sencillo, si aquel joven mortal lograba realizar el ritual, todos sus sueños se volverían realidad. Era una promesa tentadora para un joven ingenuo como aquel, quien accedió a conservar el Grimorio, dispuesto a realizar el ritual.

Este chico se adentró en las páginas del libro, esperando hallar más cosas antes de iniciar el ritual final, pero entre más tiempo pasaba con este libro en su poder, mas cosas comenzaron a pasarle. Su familia fue pereciendo de las formas más crueles. Sombras demoniacas y voces espectrales se manifestaban en su humilde morada y finalmente, aterrado por todas estas cosas, decidió deshacerse de aquel libro. Le prendió fuego, pero este no ardió, lo tiraba, pero este regresaba como si pudiera caminar. Probó mil cosas diferentes hasta que finalmente, desesperado por su error y al sentirse condenado por aquel libro, decidió enterrarlo e un acantilado antes de saltar al vacío, quitándose la vida.

Rituales y choque, año 1678


Casi 500 años después del primer encuentro de un mortal con el Grimorio de Rofacale, aquel libro maldito continuaba descansando en el mismo acantilado donde se lo había dejado. No obstante, un grupo de jóvenes que frecuentaban aquel lugar terminó hallándolo por pura suerte. Se trataba de cinco adolescentes; tres varones y dos mujeres. Siendo jóvenes se sintieron curiosos por su hallazgo y no tardaron en comen zar a bromear al respecto leyendo palabras oscuras de aquel libro. Ellos no tenían idea de que cada palabra, cara oración que citaban en voz alta estaba agitando fuerzas oscuras que ellos no podrían manejar.

El más sensato e inteligente de los jóvenes comenzó a hojear el libro y decidió llevarlo a su casa para analizarlo, pues su curiosidad intelectual no le permitiría dejar semejante hallazgo. Semanas después reveló a sus amigos que había descubierto que el libro tenían instrucciones muy complejas para llevar a cabo un ritual que les abriría las puertas a la verdad. Aquel muchacho les sugirió eufórico realizar el ritual, cosa que resultó extraño a Amelaide, una de sus amigas, quien sabía que Charles no creía en nada de eso y sin embargo ahora proponía realizarlo. El resto de los jóvenes estuvieron de acuerdo, pues veían todo aquello como un juego y querían ver que sucedía.

Un mes después, siguiendo las instrucciones paso a paso del libro, volvieron a aquel acantilado, listos para iniciar el ritual. Al centro de ellos rodeado de fuego se encontraba el libro. Charles conocía las palabras y así inició su ritual. El Grimorio se abrió por su cuenta en la última página mientras el ritual se celebraba y con las últimas palabras esperaron ansiosos ver el resultado. Nada.

Decepcionados y aliviados a la vez, los jóvenes comenzaron a bromear de nuevo sobre lo idiotas que habían sido. El líder del grupo aseguraba que él ya sabía de antemano que nada iba a suceder. Haciéndose a esa idea se dieron la vuelta para marcharse, pero entonces sucedió, un destello provenía de detrás de ellos y eso los hizo voltear y elevar ligeramente la mirada. El ritual había sido exitoso, las puertas de la verdad estaban frente a ellos y del otro lado había una silueta.

No fue para menor la sorpresa (y el susto) que aquellos jóvenes se llevaron en cuanto vieron salir, de esa extraña rasgadura que flotaba en la nada misma, a una joven de cabello rojo como la sangre. Sus ojos, envueltos en terror pero a la vez dominados por una insana curiosidad, se fijaron en el grupo de adolescentes que la miraban tal y como ella los observaba a ellos. Punto Uno: ¡Tengo Tu Nariz!. Ella parecía ser pacífica y bastante tímida, de hecho, por lo que el más valiente de los chicos (y cabe aclarar que el líder de aquel grupito) se le acercó, extendiendo su mano como invitándola a que saliera de ese lugar.

Todo sucedió demasiado rápido: Aquella mujer aceptó su mano, pero muy  por el contrario de salir, tironeó del muchacho y lo metió de prepo y sin aviso previo en su mundo, provocando el escándalo y el alboroto entre los restantes. Amelaide gritó e ignorando el miedo, corrió con los otros a socorrer a su amigo... Pero ya era demasiado tarde, nunca más volvieron a saber de él, nadie jamás encontró su cuerpo.

Nadie dijo nada más sobre ese día, nadie dijo nada a ninguna persona pero, a la pobre Amelaide, esos recuerdos la persiguieron hasta en sus más profundas pesadillas. Llegó a saber que uno de esos chicos con los que ejecutó el ritual,  tiempos después, desapareció misteriosamente y un par de meses después Charles se suicidó, luego de matar a la otra joven que había participado en el ritual, dejando tras de sí una carta de despedida en una ilegible caligrafía. Todo es un verdadero misterio, nadie verdaderamente sabe que paso, pero la única sobreviviente de toda esa época fue Amelaide.

Esta joven pasó a llamarse desde entonces Jannet Winderwold, logrando formar una familia, alejándose de todo... Pero el caos que ella y sus amigos desataron no se alejó, y,  de hecho, sigue muy presente en la actualidad.

El portal jamás fue cerrado y este conectaba con un mundo completamente ajeno al nuestro, del cual emergieron seres que traerían consecuencias y desequilibrio a nuestro mundo. Animales de gran tamaño y personas con características extravagantes y raras que se hacían llamar Profetas fueron de lo primero en aparecer. Más tarde algunos jóvenes menores de 18 años también cruzaron y vinieron a revelar la naturaleza de la bestia que llevaban dentro, de este lado. Las personas al verlos se horrorizaron y víctimas del pánico comenzaron a darles muerte a los que veían despistados solo para intentar proteger a su pueblo y volver a la tierra que todos conocían antes de que todo pasara. Y Como era de esperarse, al sentirse amenazados, estas criaturas contraatacaron:

Se armó una improvisada, espantosa y sanguinolenta guerra que parecía no tener fin. Criaturas del portal por un lado, humanos por el otro, moverse rápido era de vida o muerte. Y por si fuera poco, este desequilibrio hizo que criaturas que ya habitaban en nuestro mundo salieran a la luz de manera descarada. Los Demonios, fuerzas oscuras, auras densas, espíritus malignos habían tomado partido, divertidos por la situación haciendo que esta batalla que ya se había cobrado muchas vidas siguiera en pie; Sin embargo siempre hay luz en la oscuridad, y los Leghatis; la contra parte de los demonios, llegaron tomando el control de la situación. Muchas muertes se produjeron, se cobraron muchas vidas inocentes, pero aquella horrible guerra por fin acabó... Temporalmente, al menos.

El pacto, año 1685


En cuanto las aguas de ese tormentoso mar estuvieron tranquilas, cuando por fin los demonios se hicieron a un lado y las bestias, mejor conocidas como Ghrianes  lograron conformar una tregua con los humanos. Era el momento de estudiar la situación en la que se encontraban: No podían regresar a su tierra pues era peligroso, podrían acabar en cualquier lado, cualquier otro mundo, incluso en el limbo mismo así que, convocándose una asamblea en las que todas las criaturas participaron, se decidió que intentarían iniciar una nueva vida en este extraño mundo.

Quien representaría a los Ghrianes  por elección de todos ellos sería el líder del clan de los canidos, quien explicó a los humanos que no estaba dentro de sus intenciones lastimar a nadie. Solo eran diferentes y se habían quedado sin hogar, al igual que los humanos, su raza estaba asustada y solo necesitaban una oportunidad. La petición fue difícil de aceptar, principalmente porque los Ghrianes eran animales peligrosos.

Un grupo de profetas, conocido como Wiccah se ofreció a ayudar a la adaptación otorgando a los Ghrianes una poción que los ayudaría a volver a ser humanos y de esa forma intentar mantener un estilo de vida más sencillo. Con las distintas soluciones, se consolidó un pacto entre las diferentes razas ahora existentes. Muy pocos humanos realmente supieron de este acontecimiento, por lo que, cuando los Ghrianes pudieron integrarse con su forma humana, la historia de un portal y criaturas fue quedando simplemente como un mito.

Cuando finalmente creyeron que todo iba a estar bien, cuando la esperanza había renacido de nuevo, cuando los cuatro clanes de Ghrianes estaban en paz y cuando los Profetas habían logrado establecerse, en una fría noche invernal en Rumania una flecha atravesó el corazón del Gran Lobo. Ese fue el día exacto en que los cazadores tomaron sus propias cartas para este juego.

Insurrección, año 2009


Más de un tres siglos habían pasado ya y las cosas parecían estar bien,  los cuatro clanes de Ghrianes estaban en paz y los Profetas habían logrado establecerse. Los humanos no estaban enterados de lo que había pasado tiempo atrás o al menos eso creían las criaturas que habían venido del otro lado del portal. En una fría noche invernal en Rumania una flecha atravesó el corazón del líder del clan canido. Ese fue el día exacto en que los cazadores se mostraron por primera vez. Se trataba de un grupo de humanos que habían formado su propio grupo, que conocían la verdad y que estaban dispuestos a aniquilar a aquellos seres, afirmando que la humanidad no estaría en paz con esas bestias tomando participación en su mundo.

Las cosas se estaban saliendo de control, nuevamente se armó una batalla contra los humanos y si bien esta no duró tanto y se mantuvo en las sombras para no alertar a todos, como la anterior fue mucho más letal, más sanguinaria y más cruel. Los Demonios volvían a salir de sus guaridas a formar parte de todo eso, los Leghatis estaban ya desesperados pues prácticamente la perdición de ambos mundos estaba cerca y no podían detenerlo solos... Por lo que, por una vez en la historia, los Leghatis se vieron obligados a pedir ayuda.

Los Profetas no estaban participando en este nuevo caos, ellos ya estaban cómodamente instalados y no pensaban acaso moverse, pero los Wiccah, guiados por su instinto solidario, aceptaron ayudar a los celestiales. Juntos depositaron un manto de paz sobre las enfurecidas bestias, calmando con armonías dulces a los humanos y logrando separarlos, pues aunque ya era tarde para recuperar todas esas vidas perdidas nunca era tarde para volver a levantar los muros derrumbados que alguna vez se habían logrado construir

Cinco años después de la violación del pacto, los Ghrianes continúan viviendo en las sombras y el anonimato para evitar choques con cazadores. Muerto en batalla el líder de cazadores, un Felino fue el que asumió el importante puesto de asegurarse de mantener la paz entre ambos mundos, y, hasta entonces, no hubo más ataques de ningún tipo... Nada importante, al menos.

Este fue el último enfrentamiento. Desde ese punto aquellos seres se han  convertido en nada más que una leyenda para las personas, solo son los personajes de esos cuentos con los que asustan a los niños para dormir, solo son esas historias que se cuentan alrededor de una fogata bajo el firmamento... ¿O no?.




avatar
Master


Edad : 26
Ocupación : Proteger a los usuarios
Localización : Somewhere
Humor : Whatever
Mensajes : 79
Fecha de inscripción : 05/10/2011

http://sinister-surrection.forosactivos.net

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.